immigration & naturalization law

6752 Rock Spring Rd.

Suite 110,

Wilmington, NC 28405

HELEN TAROKIĆ

immigration & naturalization law

Ph: 910.509.7145

6752 Rock Spring Rd.

Suite 110,

Wilmington, NC 28405

Fax: 910.509.7144

LAW  PLLC

HELEN

Como miembro de la Asociación de Abogados de Inmigración Estadunidenses (American Immigration Lawyers Association), presenté dos veces una ponencia en una conferencia nacional sobre el tema de naturalización y ciudadanía. Trabajo duro para analizar a fondo los casos de mis clientes y para representar sus intereses con el mayor esmero.

La Ley de Inmigración y Nacionalidad (Immigration & Nationality Act) designa requisitos muy específicos para que un individuo obtenga la ciudadanía estadounidense de manera automática, sin la necesidad de naturalización. Como abogada de inmigración, en lugar de limitarme a revisar la historia de inmigración básica de un individuo, también debo revisar su ascendencia a fin de buscar beneficios potenciales. Muchas veces necesito comparar la fecha y el lugar de nacimiento del individuo, junto con la información sobre los padres, con los distintos estatutos que se han promulgado durante los últimos 150 años, porque los estatutos “antiguos” a menudo se aplican a individuos nacidos hace más de 10 años. En algunos casos he documentado reclamos de ciudadanía por medio de ascendencia que se remonta al decenio de 1880. Los individuos que son ciudadanos “automáticos” pueden obtener pasaportes estadounidenses, y a menudo Certificados de Ciudadanía (Certificates of Citizenship), incluso si previamente fueron indocumentados en Estados Unidos. Un reclamo de ciudadanía nunca expira, lo que significa que incluso si la ciudadanía no se ha reconocido o conocido durante muchos años, la ciudadanía puede ser reconocida hoy por el Department of State (DOS) y el Department of Homeland Security (DHS).

Al aprobar la Ley de Ciudadanía de Niños 2000 (Child Citizenship Act of 2000), el Congreso estableció criterios para hijos de un ciudadano estadounidense nacidos fuera de Estados Unidos, o niños adoptados por ciudadanos estadounidenses, para adquirir la ciudadanía estadounidense después de una admisión legal. Los niños adoptados deben satisfacer requisitos especiales para adquirir la ciudadanía.

La Ley de Protección del Estatus de Niños (Child Status Protection Act [CSPA]) ha cambiado mucho a lo largo de los años, y ha proporcionado nuevos beneficios a individuos cuyas peticiones de inmigración fueron presentadas. Por ejemplo, los residentes permanentes que patrocinaron a sus hijos de menos de 21 años de edad, en la mayor parte de los casos pueden deducir el tiempo que el formulario I-130 estuvo pendiente, y entonces en el momento de la naturalización antes de la edad de 21 años del niño establecida por la CSPA, la edad del niño queda “congelada” como un familiar inmediato. Esto permite que muchos niños eviten la categoría F-2B y que sean tratados como “menores de 21 años” para inmigración más rápida a Estados Unidos, gracias a la naturalización oportuna del padre o madre.

Realmente disfrutamos trabajar con casos de ciudadanía, naturalización y la Ley de Protección del Estatus de Niños (Child Status Protection Act [CSPA]). Si desea una consulta respecto a sus opciones, por favor póngase en contacto con nosotros al llamar al 910-509-7145, o bien, use nuestro formulario de contacto mediante email en nuestro sitio web.

La mayoría de quienes solicitan la ciudadanía de Estados Unidos debe satisfacer varios requisitos para adquirirla:

En las oficinas jurídicas de Tarokic Law PLLC ayudo a clientes con lo que sigue:

  • Residencia legal en Estados Unidos (una tarjeta de residencia permanente [green card]) durante un período determinado. (Los requisitos son complejos y varían para diferentes situaciones; a veces el tiempo de espera es de un año, tres años o cinco años).
  • Saber leer, escribir y hablar inglés (con algunas excepciones para personas de más de 50 años de edad, y aquellas con ciertas discapacidades).
  • Un conocimiento básico de la historia y el gobierno de Estados Unidos (la prueba para obtener la ciudadanía es verbal, y está compuesta de preguntas específicas disponibles para la práctica).
  • Características morales buenas (las personas con antecedentes penales pueden no ser elegibles; solicite una consulta con Helen Tarokic para obtener más información).
  • Al menos 18 años de edad (con excepciones para hijos de residentes permanentes que estén buscando naturalización).
  • El proceso de naturalización, incluso preparación para entrevistas de naturalización, y asistencia a las mismas (dependiendo del caso hay un cargo adicional por dicha asistencia);
  • Naturalización de un residente permanente que es cónyuge de un ciudadano estadounidense transferido temporalmente al extranjero por la empresa estadounidense donde labora en Estados Unidos;
  • Preservación de residencia permanente legal para propósitos de naturalización;
  • Ciudadanía por adquisición en el momento del nacimiento, y
  • Certificados de ciudadanía por medio de abuelos ciudadanos estadounidenses (ciudadanía derivada).


¿POR QUÉ CONVERTIRSE EN UN CIUDADANO ESTADOUNIDENSE? DIEZ RAZONES PRINCIPALES

Los ciudadanos tienen derechos y protecciones completos bajo la constitución de Estados Unidos de América (U.S. Constitution). Quienes no son ciudadanos, incluso los residentes permanentes legales (titulares de una tarjeta de residencia permanente [Green Card]) pueden perder la residencia si las leyes estadounidenses cambian o si el individuo tiene un antecedente penal particular que lo haría sujeto a la expulsión).


Los ciudadanos estadounidenses pueden patrocinar a familiares inmediatos (cónyugues, hijos menores de edad solteros, y padres) para el estado de Residente Permanente (Legal Permanent Resident [LPR]) sin tener que esperar mucho tiempo


para que quede disponible un visado. También pueden patrocinar a ciertos otros familiares, como hijos adultos y hermanos.


Un pasaporte estadounidense ayuda a muchos ciudadanos naturalizados a viajar por todo el mundo, y puede eliminar la necesidad de visados para ciertos países.


Los ciudadanos estadounidenses pueden viajar y vivir en el extranjero sin temor de perder su estatus de portadores de tarjeta de residencia permanente.


Los ciudadanos estadounidenses no pueden ser deportados de Estados Unidos. También pueden volver a entrar a Estados Unidos sin que se les exija establecer admisibilidad cada vez.


Los ciudadanos estadounidenses pueden votar y tienen más libertades civiles.


Los ciudadanos estadounidenses pueden ocupar cargos públicos por elección.


La elegibilidad para muchos empleos relacionados con el gobierno está restringida a sólo ciudadanos estadounidenses. En el pasado, hemos ayudado a clientes que han prestado servicio en el gobierno en el extranjero a obtener la ciudadanía de modo que pudieran ser ascendidos a niveles superiores y emprender, por ejemplo, proyectos del Department of Defense (DOD).


Los ciudadanos son elegibles para beneficios públicos que a menudo no se permite a los residentes recibir como tales beneficios. Los ciudadanos estadounidenses incluso pueden recibir beneficios de seguridad social en todo el mundo sin preocupación respecto a acuerdos de reciprocidad y administración de beneficios.


No se exige a los ciudadanos estadounidenses que llenen el formulario AR-11 de cambio de domicilio, mientras que todos los no residentes, incluso los residentes indocumentados, deben presentar dicho formulario en el transcurso de 10 días luego de una mudanza.

Muchos individuos reúnen las condiciones necesarias para tener doble ciudadanía. Es un mito común que es imposible tener doble ciudadanía en Estados Unidos.

Algunos individuos no necesitan solicitar naturalización para ser ciudadanos estadounidenses.

¿Cómo puede ser esto? Esto se debe a que el Congreso tiene el poder de aprobar leyes de ciudadanía estadounidense, que proporcionan ciudadanía automática para ciertos individuos.


  • Por ejemplo, una persona nacida en el extranjero, de padres estadounidenses, a menudo reúne los requisitos para obtener la ciudadanía estadounidense y un Reporte Consular de Nacimiento de un Ciudadano en el Extranjero (Consular Report of Birth Abroad).
  • La naturalización del padre o los padres de un niño a menudo da lugar a que el niño tenga ciudadanía estadounidense por ministerio de la ley.
  • Algunos dependientes de hombres y mujeres militares también pueden ser ciudadanos estadounidenses.
  • Bajo el principio de ‘jus soli’ (frase del latín que significa “derecho de suelo”) los individuos nacidos en territorio estadounidense son ciudadanos estadounidenses, aunque sus padres carezcan de un estatus de inmigración legal.
  • Bajo el principio de ‘jus sanguinis’ (frase del latín que significa “derecho de sangre”), la ciudadanía no está determinada por el lugar de nacimiento, sino por el parentesco o la ascendencia.


EN ESPAÑOL

NATURALIZACIÓN Y CIUDADANÍA

LAW  PLLC